RECHAZADO POR GASES EN LA ITV

A partir de Julio del 2016, la opacidad de la prueba de gases en vehículos diésel cambia.

BS_20_ES_728x90.gif

Antes de esta fecha, el límite marcado por industria en la prueba de gases en vehículos diésel en las ITV españolas era:

  • Vehículos matriculados antes del 01/07/2008 con motor atmosférico, no pueden superar los 2.5 m.
  • Vehículos matriculados antes del 01/07/2008 con motor sobrealimentado los 3.0 m.
  • Matriculados después del 01/07/2008, su límite es 1.5 m, dando igual si son atmosféricos o sobrealimentados.

Estos límites han cambiado desde Julio del 2016, la lectura máxima permitida la dicta el fabricante de cada vehículo y para motores Euro VI y posteriores será de 0.7 m

opacidad

Este dato aparece en forma de pegatina dentro del compartimento motor, en ocasiones de color blanca o amarilla.

La inexistencia de este dato también puede darse como defecto en la inspección.

límite máximo de opacidad

Límite máximo de opacidad

Límite máximo de opacidad

Límite máximo de opacidad



bs471_728x90

En esta prueba de opacidad, el inspector puede acelerar el motor del vehículo en vacío hasta 8 veces si es necesario, llegando a sobrepasar las 4.000 rpm.

Si el vehículo muestra síntomas claros de averías (perdida abundante de aceite o anticongelante, ruidos claros de falta de engrase…) queda directamente rechazado por no estar en condiciones adecuadas para el ensayo de la prueba.

¿POR QUÉ TIRAN TANTO HUMO NEGRO LOS VEHÍCULOS DIÉSEL?

El gasoil no deja de ser un aceite y como tal al quemarse produce altos agentes contaminantes (carbonilla, siliconas…)

La carbonilla termina obstruyendo los conductos de admisión, válvula EGR, turbo, FAP… llegando a provocar averías nada económicas.

Si a todo esto le añades una conducción relajada, el resultado es un acumulo mayor de carbonilla en estos componentes del motor, acelerando las averías y teniendo mayor probabilidad de ser rechazados en la inspección de la ITV.


BS_20_ES_728x90.gif